Género Narrativo

Género Narrativo

El género narrativo, también llamada narrativa, es uno de los géneros principalmente de la literatura, una de las formas esenciales en la que tienen lugar los textos literarios. Sus obras se encargan de reconstruir una historia, recurriendo para ello a la voz de un narrador, encargado de contar el relato.

Hay que tener en cuenta que la narrativa es una de las formas de arte más antiguas, si bien tiene un origen incierto que incluso se remonta a tiempos anteriores a la escritura, cuando los relatos eran memorizados y recitados, para su transmisión oral.

En el caso de algunas de las primeras obras literarias, como los himnos religiosos, las epopeyas y los cantares mitológicos se crearon como largas narraciones, es decir, un conjunto de hechos que tienen lugar de una forma organizada. En la actualidad, este género, junto al ensayo, la dramaturgia y la poesía, es considerado uno de los géneros literarios esenciales, dentro de los cuales encontramos otros subgéneros literarios como la novela y el cuento.

Características del género narrativo

De forma general, aquellas obras de género narrativo, nos encontramos con una serie de características fundamentales, que son las siguientes:

  • Se encargan de contar una historia de forma determinada, usando para ello la voz de un narrador. Las historias contadas pueden ser tanto reales como ficticias.
  • Acostumbran a hacer uso de recursos estilísticos y retóricos para así embellecer y hacer que el relato resulte más interesante, usando así descripciones, diálogos, metáforas…
  • Cuentan con un número de personajes que puede variar, y cuyas acciones con las que conforman la historia a contar, unas acciones que suceden en un lugar, tiempo y contexto determinado.
  • Están formadas por tres partes fundamentales. Comienza por un inicio, en el que se presentan los personajes y la situación, un nudo, en el que surgen los obstáculos que los personajes deben superar, y el desenlace, en el que se cierra la trama.
  • Pueden ser tanto obras directas y breves como un cuento, o extensas y dispersas como una novela.

Elementos de una narración

En toda narración se pueden encontrar distintos elementos que la conforman y que se encargan de dar sentido al propio texto, siendo estos los siguientes:

  • Narrador. Es un elemento fundamental de toda obra narrativa, una voz ficticia que puede ser la de un propio personaje de la historia o no. Su función es la de contar los hechos de la trama desde una perspectiva concreta. Existen diferentes tipos de narradores según el punto de vista gramatical (primera persona, segunda persona y tercera persona) así como según su perspectiva de la trama (narrador protagonista, narrador testigo, narrador equisciente (cuenta la trama en tercera persona sin aludir a la persona, al carecer de subjetividades) o narrador omnisciente (lo sabe absolutamente todo de la trama y lo cuenta en tercera persona gramatical)).
  • Personajes. Son los actores que forman parte de la historia, ya sean protagonistas o no, siendo fundamentales dentro del relato. Pueden ser personajes principales, ya sean protagonistas o antagonistas, o secundarios.
  • Escenarios. Son los lugares reales o ficticios en los que se desarrolla el relato, en los cuales intervienen los personajes.
  • Argumento. Son las diferentes acciones y acontecimientos que conforman la historia y que les suceden a los personajes dentro de un escenario en particular.
  • Tiempo. En este caso se trata de la cantidad de tiempo que los eventos del relato involucran, pudiendo estos desarrollarse en apenas unos minutos, en varios años de vida de los personajes o en diferentes épocas. Es parte del tiempo el momento histórico en el que se ambienta. En lo que respecta al tiempo narrativo, este puede ser lineal o secuencial (orden cronológico), en contrapunto (fuera del orden cronológico), prospectivo (flashforward) o retrospectivo (flashback).

Subgéneros narrativos

Existen muchas formas diferentes de narración literaria, lo que hace que sea habitual hablar de subgéneros narrativos, siendo los principales tipos los siguientes:

  • Cuento. Es una narración breve centrada en la acción de sus personajes y que está pensada para ser leída de una sola vez. Aunque puede tener diferentes longitud, proporciona al lector un universo ficcional finito.
  • Novela. En este caso nos encontramos con una narración normalmente extensa, si bien no existe un límite estipulado, que está centrado en hablar de la psicología, vida y pasado de los personajes, además de en sus propias acciones. A diferencia de lo que sucede en el caso de la novela, en este caso se abunda en numerosos detalles, ya que está concebida para que el lector la pueda leer en diferentes partes. En este caso se brinda al lector un universo ficcional abierto, que puede implicar a numerosos personajes y transcurrir en épocas diversas.
  • Crónica. La crónica, por su parte, consiste en una narración de extensión no determinada en la que son organizados los eventos sucedidos de forma cronológica, siendo estos abordados de forma subjetiva. Habitualmente no son ficticios, aunque también existen. Dentro de este género podemos encontrar distintas formas de escritura, como las memorias, el diario o la autobiografía.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *