Novelas

Novelas

Cuando hablamos de novelas, lo hacemos de un género literario, que es subgénero de los textos narrativos, al igual que la crónica y el cuento. Se trata de una narración literaria más o menos extensa que, por lo generalmente cuenta con un carácter de ficción, en la que se van comentando distintos eventos que se prolongan en el tiempo. Se cuenta habitualmente en segmentos o capítulos, en los que aparece la voz de un narrador.

Las novelas acostumbran a contar con una trama compleja y abundante, en la que existen derivas, digresiones o vericuetos, y en la que acostumbran a participar diferentes personajes e incluso distintos puntos de vida.

Las novelas se caracterizan por contar con una trama de mayor complejidad, siendo textos en los que el autor acostumbra a dedicar mayor importancia a las descripciones y detalles con fines estéticos. En lo que respecta a sus delimitaciones, no existen ninguna con respecto a una novela, sobre todo en la literatura contemporánea. Esta libertad de la que disfruta es clave a la hora de crear este tipo de textos, ya que de esta forma se permite que haga uso de cualquier elemento narrativo que contribuya a la hora de contar su historia.

Estructura de una novela

Las novelas pueden tener una gran cantidad de estructuras diferentes, ya que se puede disfrutar de una gran libertad narrativa. Sin embargo, por lo general, su cuerpo está dividido en entradas o capítulos, que a menudo están enumeradas o tituladas. De esta forma, se contribuye a que el relato se encuentre debidamente segmentando y ordenado.

No obstante, aunque es lo habitual, hay que tener en cuenta que una novela no pueda ocurrir en un único acto, o que pueda llegar a contarse en entradas de pequeño tamaño. En este caso, los autores son los que gozan de infinidad de posibilidades, ya que es su propia creatividad la que pone los límites.

Elementos de las novelas

En las novelas, sus principales elementos son los siguientes:

  • Personajes. Son aquellos que desarrollan las diferentes acciones que tienen lugar en la propia novela. Sus vidas o momentos de las mismas son contados en la novela. Los personajes pueden ser quiénes narren la novela, aunque también podrían no serlo.
  • Narrador. Pueden aparecer uno o varios narradores los que son parte de una novela. Estos son los encargados de contar la historia, ya que pueden haber sido testigos de la misma, sus protagonistas o voces que no están involucradas con los hechos.
  • Diálogos. Se trata de las transcripciones de lo que los personajes participantes en la novela, sin que el narrador intervenga en este caso para contar las mismas.

Tipos de novelas

En función del tema que sea abordado, de su extensión y del tipo de lector al que se encuentran dirigidas, nos podemos encontrar con diferentes tipos de novelas, entre las que se encuentran las siguientes:

  • Novelas de aventuras. Son novelas que, desde el principio al final de una historia, un episodio o un recorrido vital dentro de la vida del personaje, que cuando llega al final de la misma ya no tiene nada que ver con el del inicio.
  • Novelas de ciencia ficción. Se trata de novelas en las que se explora la forma en la que la ciencia y la tecnología tiene impacto en la vida de las personas, principalmente en futuros imaginarios.
  • Novelas policiales. Son relatos que buscan esclarecer un crimen, y sus protagonistas suelen ser periodistas, policías o detectives. Dentro de este tipo de novelas nos encontramos el subgénero que recibe el nombre de policial negro, en el que los protagonistas son parte de un mundo en el que resulta más complicado separar entre policías y criminales.
  • Novelas románticas. En este tipo de historias, el autor se centra en contar las aventuras o desventuras amorosas, eróticas o pasionales de los personajes.
  • Novelas de caballería. Este tipo de novela se encarga de hablar de la vida de un caballero andante medieval ,siendo habitual que trate las aventuras de este a la hora de enfrentarse a los ejércitos enemigos o frente a criaturas monstruosas.
  • Novelas de terror. Tratan historias y anécdotas misteriosas, siniestras o aterradoras, en las cuáles pueden llegar a intervenir tanto monstruos como otras entidades sobrenaturales. Su objetivo es el de causar miedo o sensaciones similares en los lectores. Así, se consigue captar en mayor medida su atención.
  • Novelas fantásticas. Son novelas que hablan de un mundo que nace a partir de la propia imaginación y creatividad del autor. Por ello, este imagina criaturas, normas o historias que son diferentes a las del mundo real.
  • Novelas realistas. El autor presenta relatos que están ambientados en su realidad cercana, sin que haya lugar para atributos sobrenaturales o mágicos, y que hacen que la realidad se reproduzca de una manera bastante exacta.
  • Novelas psicológicas. En las novelas psicológicas el autor se mete dentro de la propia mente de los personajes. Habla de sus sentimientos, sus reflexiones y el mundo interior de ellos. Desde estos narra los distintos eventos que tengan lugar.
  • Novelas filosóficas. Este tipo de novela aborda reflexiones de tipo trascendental o existencial, que son contadas junto a un relato que las enmarca o hace que surjan.
  • Novelas epistolares. Las novelas epistolares narran las historias a partir de que se reproduzcan cartas ficcionales o imaginarias. Y también pueden proceder de entradas de diarios, correos electrónicos u otras maneras en las que realizan correspondencia los respectivos personajes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *