Pronombres

Pronombres

s enconLos pronombres son muy importantes dentro de la lengua española, siendo un tipo de categoría gramatical o palabra que no posee un referente universal y fijo, sino que depende del contexto  de su enunciación, es decir, de quién los utilice así como dónde lo haga y de cómo lo haga. Los pronombres se encargan de indicar un tipo de relación que pueda existir entre diferentes tipos de referentes, como cosas, personas…

Hay que tener en cuenta que los pronombres no son algo exclusivo del idioma español, sino que existen también en el resto de los idiomas, a los que aporta una riqueza y economía adicional. Esto se debe a que tienen la capacidad de poder sustituir dentro de una oración a unos referentes determinados, o bien hacer referencia a algunos de ellos sin que sea necesario recurrir a la reiteración, lo que provocaría unas oraciones muy largas y poco concisas.

En función del idioma en el que estén siendo utilizados estos pueden regirse por diferentes normas o reglas, pero por lo general responden al número y género del referente. Por ejemplo, nos encontramos con adjetivos posesivos como mi tía y pronombres posesivos como la mía, en función de si se usa para acompañar o reemplazar al sustantivo, respectivamente. Una manera más sencilla de entenderlo puede ser si hablamos de los pronombres personales como yo; ya que este puede reemplazar a diferentes nombres en función de quién lo pronuncie.

En la lengua española podemos encontrar diferentes tipos de pronombres. Por ello, a continuación te hablamos de todos y cada uno de ellos.

Pronombres personales

Como nos indica su propio nombre, los pronombre personales son aquellos que se refieren habitualmente a una persona o nombre, liberándonos de esta manera de hacer uso de un sustantivo o de un sintagma nominal. Estos expresan siempre el número, la persona y el género. Dentro de ellos podemos encontrar dos categorías:

Tónicos o independientes

Son aquellos pronombres personales que se pueden utilizar como una respuesta independiente o bien como un elemento que se encuentra sin asociación con el resto de la oración. Son los primeros que se aprenden con el idioma, ya que definen las personas verbales de cara a la conjugación gramatical..

Dentro de ellos podemos encontrar los siguientes:

  • Primera persona del singular: Yo.
  • Segunda persona del singular (informal): Tú.
  • Segunda persona del singular (formal): Usted.
  • Tercera persona del singular: El/Ella.
  • Primera persona del plural: Nosotros/Nosotras.
  • Segunda persona del plural: Ustedes o vosotros (informal).
  • Tercera persona del plural: Ellos/Ellas.

Asimismo, existe la posibilidad de que estos pronombres tónicos aparezcan introducidos por una preposición, como sucede en:

  • Primera persona del singular: Mi/Conmigo.
  • Segunda persona del singular (informal): Ti/Contigo.
  • Segunda persona del singular (formal): Usted.
  • Tercera persona del singular: Sí/Consigo.
  • Tercera persona del plural: Consigo.

Átonos o dependientes

En este caso no se suelen usar de forma independiente, sino que se añaden al final de algunas palabras o se emplean para reemplazar en la oración al objeto directo o indirecto. En función de la forma del verbo podrán situarse antes o después de este. Dentro de ellos nos encontramos con:

  • Primera persona del singular: Me
  • Segunda persona del singular (informal): Te.
  • Segunda persona del singular (formal): Le.
  • Tercera persona del singular: Lo/La/Le/Se.
  • Primera persona del plural: Nos.
  • Segunda persona del plural: Se/Les.
  • Tercera persona del plural: Los/Las/Les/Se.

Pronombres reflexivos y recíprocos

Dentro de esta categoría se encuentran aquellos pronombres que son muy concretos e indican la dirección en la que se dirige la acción del verbo y que va hacia el propio sujeto, o en el caso de que sea múltiple, puede ir de un sujeto a otro, y viceversa. En este sentido, podemos hablar de dos tipos:

Pronombres reflexivos

Entre estos podemos encontrar:

  • Primera persona del singular: Me.
  • Segunda persona del singular (informal): Te.
  • Segunda persona del singular (formal): Se.
  • Tercera persona del singular: Se.
  • Primera persona del plural: Nos.
  • Segunda persona del plural: Se.
  • Tercera persona del plural: Se.

Pronombres recíprocos

Los pronombres recíprocos son:

  • Primera persona del plural: Nos.
  • Segunda persona del plural: Se.
  • Tercera persona del plural: Se.

Pronombres posesivos

A pesar de que es habitual que se considere que son un tipo de pronombre personal, pueden ser clasificados porque se usan para indicar una relación muy específica entre las partes, de proveniencia o pertenencia. Estos pueden encargarse de expresar un solo poseedor o varios poseedores, tanto de una sola cosa como de varias.

  • Primera persona del singular: Mío/míos/mía/mías.
  • Segunda persona del singular (informal): Tuyo/tuya/tuyos/tuyas.
  • Segunda persona del singular (formal):Suyo/suyos/suya/suyas.
  • Tercera persona del singular: Suyo/suyos/suya/suyas.
  • Primera persona del plural: Nuestro/nuestros.
  • Segunda persona del plural: Suyo/suyos/suya/suyas.
  • Tercera persona del plural: Suyo/suyos/suya/suyas.

Pronombres demostrativos

Los pronombres demostrativos son los usados para mostrar un grado de demostración, es decir, para encargarse de reemplazar a un referente al que se alude, diferenciándolo de los demás. No obstante, a diferencia de lo que sucede con los pronombres personales, no responden a la totalidad de las personas gramaticales, sino que lo hacen al número y al género del referente.

En el idioma español, este tipo de pronombres ser organizan en tres series:

  • Primera serie: esto. Se corresponde con aquellos que transmiten una mayor cercanía de parte del hablante con respecto a un referente. Esta cercanía es posible que sea física, temporal o de otro tipo. Se utilizan: éste, esto, estos, ésta, éstas.
  • Segunda serie: eso. Los pronombres expresan un mayor grado de lejanía que en la primera serie, pero no tanto como en la tercera. Son: ése, eso, ésos, ésa, ésas.
  • Tercera serie: aquello. Estos pronombres son los que indican el mayor grado de lejanía física,  temporal o de cualquier otro tipo. Son: Aquél, aquello, aquéllos, aquélla, aquéllas.

Pronombres interrogativos y exclamativos

En este caso se trata de pronombres que solo se usan para exclamar o preguntar de forma directa, por lo que es habitual que acostumbren a ir acompañados de signos exclamativos o interrogativos, aunque pueden no estarlo. Deben acentuarse siempre y cuentan con un sentido más o menos fijo dentro de la propia oración.

Entre ellos nos encontramos con: qué, cuánto/cuántos, cuál/cuáles, quién/quiénes y cómo.

Pronombres relativos

Los pronombres relativos son los que hacen siempre referencia a un antecedente que ya se conoce o ha mencionado en una oración, que por lo general es un sustantivo o sintagma nominal. De forma excepcional, puede no aparecer de una forma explícita. Así pues, son pronombres que cumplen las mismas funciones que el nombre y el sintagma nominal en la oración. No se acentúan y es habitual que estén acompañados de preposiciones o artículos.

En esta categoría nos encontramos con: Que, cual/cuales, donde, cuyo/cuya/cuyos/cuyas, quien/quienes.

Pronombres numerales

Los pronombres numerales se emplean para indicar un número exacto en una expresión u oración. En este caso nos encontramos con pronombres no personales, que es posible que sean cardinales en aquellos casos que expresan orden, u ordinales, si expresan cantidad. Por ejemplo, en lugar de decir «subamos al quinto piso», se puede decir «subamos al quinto».

Pronombres indefinidos

Por último hay que hablar de los pronombres indefinidos, que son los que expresan nociones distintas de proporción cantidad. identidad u otra idea, pero lo hacen de una forma imprecisa  o vaga. Poseen distintas formas, actuando generalmente como adjetivos o sustantivos. Algunas de las formas más comunes son:

  • Masculino: uno/unos/, alguno/algunos, ninguno, tan/tanto, otro/otros, muchos, varios.
  • Femenino: una/unas, alguna/algunas, otra/otras, muchas, tanta, poca, toda, varias.
  • Neutro: algo poco, mucho, demasiado, tanto, nada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *