Poemas Líricos

Poemas Líricos

La poesía es un género literario que tiene la consideración de ser una manifestación de la belleza o los sentimientos estéticos a través de la palabra, siendo fundamental en nuestra literatura por todo lo que ello supone para nuestra riqueza cultural. En esta ocasión vamos a hablarte de los poemas líricos, con sus características y particularidades.

¿Qué es la poesía lírica?

La poesía lírica es una forma de expresión verbal usada para mostrar la subjetividad del individuo, con sus respectivas emociones, sentimientos, reflexiones, pensamientos e ideas del autor, que encuentran en este tipo de poemas el formato ideal para poder reflexionar y plasmar sus pensamientos y sentimientos, por lo general de una forma conceptual o abstracta.

Es habitual utilizar este término para referirse a cantos, canciones y romances, y hay que tener claro que cuando hablamos de poemas líricos, no hay que entenderlo como un sinónimo de la poesía como género literario.

La poesía lírica recurre al uso de todo tipo de recursos literarios, tales como imágenes, símbolos, figuras retóricas (polisíndeton, paralelismo, sinestesia…), además de las normas de la métrica tradicional, a las que, según el caso, se puede adecuar o no en lo que se refiere a la rima, el ritmo, el verso o la estrofa.

La poesía recitada o cantada se diferencia de la narrativa o dramática en que se reserva para un ámbito más privado, subjetivo y amoroso, recurriendo a formas sencillas y al uso de la rima y la métrica. Esto se debe a que trata de recrearse emocionalmente por encima de conseguir un logro estético en las formas.

El origen de la poesía lirica

Para hablar de los poemas líricos tenemos que remontarnos a su origen. La poesía lírica nació en la Antigua Grecia y, originalmente, era una composición poética que estaba pensada para ser recitado junto a una lira, de ahí que reciba este nombre. Para los griegos, la lira era un instrumento divino creado por Hermes o Polimnia (según la versión), y de acuerdo a su mitología, era tocada por Erato, la musa de la poesía, especialmente de lo amoroso.

Sin embargo, no fue hasta el siglo XV cuando empezó a hablarse de lírico para diferenciar la poesía que se cantaba de la narrativa (época) y la dramática (teatro). En la actualidad, se habla de poesía en general a aquello que en su momento se denominaba y conocía como lírica.

Formas tradicionales de la poesía lírica

Para entender mejor los poemas líricos, es necesario conocer las formas tradicionales de esta poesía, que son las siguientes:

  • Oda. La Oda se emplea como forma de alabar o describir de manera poética una cosa, una situación o una persona. En este último caso, por lo general, se utiliza para referirse a una persona que es amada o un héroe al que se le busca brindar un homenaje.
  • Elegía. En este caso nos encontramos con una forma tradicional de la poesía lírica que se emplea como un canto de despedida, de dolor o de lamento.
  • Epigrama. Por su parte, el epigrama es un canto breve, que habitualmente es irónico, satírico o que trata de «jugar» con el receptor, en el que el poeta muestra grandes dosis de ingenio y agudeza. Es un tipo de poema muy corto que solo trata una idea y que puede tratar temas muy variados, como la moral, el amor, etcétera.
  • Égloga. La égloga tiene su origen en la poesía pastoril, y es habitual que recurra a vivencias silvestres y paisajes bucólicos que generan algún tipo de sentimiento especial en el autor. Para ello, ofrece una caracterización del entorno natural de un lugar en particular.
  • Soneto. El soneto es probablemente una de las formas tradicionales de la poesía lírica más conocidos por todos. En este caso son poemas líricos que se encuentran compuestos por 14 versos endecasílabos, es decir, de 11 sílabas, que poseen rima consonante. Están divididos al mismo tiempo en dos estrofas de 4 y dos de 3 versos (cuarteto y terceto), una estructura que está pensada para poder ofrecer una estructura melódica. Durante siglos fue considerada la forma poética por excelencia.
  • Madrigal. Por último tenemos que hacer mención a el madrigal, un poema que principalmente versa acerca del amor y que tiene una extensión breve. Es subjetivo en sus formas y está lleno de emoción. Lo es hasta el punto de llegar a desvelarse emociones que son prácticamente confidenciales por parte del enamorado.

Características de la poesía lírica

Entre las principales características de los poemas líricos, tenemos que destacar las siguientes:

  • La poesía lírica se caracteriza por ser íntima, subjetiva e introspectiva.
  • Al contrario de lo que sucede con otros géneros, no narra ninguna historia. Simplemente trata de expresar un pensamiento o sentimiento.
  • Es habitual que recurra a diferentes imágenes y elementos simbólicos.
  • Es breve y densa.
  • Puede o no ajustarse a las normas de la métrica.
  • Dispone de diferentes rasgos característicos, que se conocen como estética.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *