Significado y Significante

Significado y Significante

Cuando hablamos de significado y significante en lingüística, lo hacemos de las dos partes que componen el signo lingüístico, tal y como estableció allá por el año 1916, el lingüista y filósofo suizo Ferdinand de Saussure.

De acuerdo a su visión al respecto, significado y significante crean una dicotomía, lo que quiere decir que no puede existir el uno sin que exista el otro. Cuando hablamos del primero estamos haciendo referencia a una idea o concepto, que se busca transmitir a través del lenguaje; mientras que el significante es la huella mental que se tiene del sonido con el que ese referente tiene que ser vinculado. Para poder entenderlo mejor, podemos decir que el significado es el contenido de lo expresado y el significante, la forma en la que se hace.

¿Cuál es la relación entre significado y significante?

Para empezar, hay que tener en cuenta que las relaciones entre significado y significante no siempre son exactamente iguales, algo que tiene que ver con el propio hecho de que en el lenguaje haya cierto margen para la ambigüedad y creatividad en el uso de determinadas palabras. Este hecho provoca que existan algunos significados que pueden tener más de un significante, y viceversa.

Por ejemplo,. podemos encontrarnos con que cuando hablamos de «banco«, podemos referirnos a dos significados diferentes, ya sean la entidad bancaria, o el mueble urbano que podemos encontrar en la calle. O también, pensando en la gran cantidad de maneras diferentes en las que podemos hacer referente a una pelota, ya sea como balón, bola, pelotita, etcétera. Todo ello tiene que ver precisamente con esa relación entre significado y significante de la que estamos hablando y que es convencional y artificial, sin que tenga una correspondencia directa con un principio espontáneo o natural.

Mutable o inmutable

El propio Ferdinand de Saussure recalcó que la lengua es un fenómeno social que lleva asociadas una serie de normas para que las diferentes personas se puedan entender, y para ello debe haber cierto consenso, pero además recalcó que la relación entre significado y significante, puede ser variable o invariable en el tiempo:

Mutable o variable solo con el paso del tiempo, puesto que la lengua se encuentra en constate evolución y a unas mismas cosas se les va llamando de distintas formas, además de que van surgiendo nuevas cosas y relaciones con respecto a esos nombres. De esta manera, el significante puede variar a medida que pasa el tiempo, aunque hay casos en los que tanto el significado como el significante nacen al mismo tiempo, como sucede con las invenciones.

Inmutable o invariable en un momento del tiempo, ya que existe un acuerdo entre las personas para llamar de una determinada manera a las cosas, de forma que si se cambiase el nombre de esa misma cosa, nadie lo entendería. Por este modo, existe una asociación entre significante y significado que en ocasiones se resiste al deseo de las personas.

Características del significado

Para entender mejor qué es significado y el significante, debemos atender a las características de cada uno de ellos. En el caso del significado, podemos destacar estas características:

  • Se trata de un concepto mental o abstracto, que es parte del mundo de las ideas y que llega a formarse a partir de referentes imaginarios o reales. Por ejemplo «perro», que permite hacer referencia a este animal que tan unido está al ser humano.
  • Es universal, ya que se puede usar como categoría para poder reunir a distintos referentes que sean similares. Por ejemplo, aunque hay muchas razas de perros, no todos son idénticos, pero sí encajan en el mismo concepto de «perro» al tener algunos rasgos mínimos en común. Por ello, todo el mundo tiene su concepto de «perro» sin importar el lenguaje que se hable.
  • Tiene unos límites difusos, puesto que puede tener un punto de encuentro o contacto con otros significados, como por ejemplo si hablamos de «chow chow», pekinés» o «pastor alemán», que son todos ellos parcialmente diferentes entre ellos, pero todos son variaciones de «perro».
  • Hace referencia al contenido, es decir, a aquello que se busca evocar en la mente de la persona con la que se produce la comunicación.

Características del significante

Por su parte, las características del significante  son las siguientes:

  • Se trata de una huella acústica,  de manera que tiende a lo concreto en mayor medida que a lo abstracto y que se forma a partir de los sonidos que componen el habla.
  • Mantiene una estructura lineal, ya que los sonidos se pronuncian uno a la vez. Es decir, aunque en una palabra haya los mismos sonidos que en otra, es necesario que estén debidamente ordenados para que se transmita su significado.
  • Es particular, puesto que el significante es la forma concreta de asociar sonidos para invocar un significado concreto, aunque distintas formas específicas puedan hacer referencia a un mismo concepto.
  • El significante remite a la forma y no al contenido, es decir, la manera en la que se transmite el significado.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *