Enunciados

Enunciados

Es habitual que surjan diferentes dudas a la hora de escribir en el idioma español, sobre todo cuando se trata de una persona que está aprendiendo el idioma y proviene de una lengua muy diferente. En este caso vamos a centrarnos en hablar de los enunciados, que son las unidades mínimas de expresión o grupo de palabras ordenadas que tiene sentido completo. Por lo general se encuentran integradas por varias palabras y, en ocasiones, de una oración, si bien hay que tener en cuenta que una sola palabra podría llegar a constituir un enunciado.

A través de los enunciados se expresan las ideas o tienen lugar los actos del habla. A través de las unidades de comunicación que son los enunciados se van creando los textos, que son unas unidades de comunicación más amplias.

Para que un conjunto de palabras pueda llegar a ser considerado un enunciado, debe cumplir con una serie de características y poseer los siguientes elementos:

  • Debe tener algo que comunicar.
  • El enunciado debe tener una intención concreta.
  • Debe disponer de un código que los receptores conozcan.
  • Contará con una unidad, cuyas partes se encontrarán relacionadas las unas con las otras con respecto a un núcleo temático.
  • Debe contar con algunos límites, que en la comunicación oral vienen dadas a través de la entonación y las pausas, mientras que en la comunicación escrita vienen dadas por la letra iniciar en mayúscula y el punto, o bien, el uso de los signos de exclamación o interrogación, según corresponda.

El enunciado y la oración

Los límites de un enunciado coinciden, por lo general, con el de las oraciones. No obstante, hay que tener muy en cuenta que enunciado y oración no son lo mismo, por lo que no se deben usar estas palabras para referirse de manera indistinta de uno u otro. Mientras que en el caso de la oración nos encontramos con una construcción teórico gramatical que puede no tener sentido alguno, en un enunciado es fundamental que tenga sentido, y debe ser emitida por parte de un emisor concreto en unas circunstancias concretas, con un contexto de fondo para ello.

Mientras que en las oraciones solo tenemos la posibilidad de evaluarlas desde términos formales, en el caso de los enunciados tenemos la posibilidad de juzgarlos si son verdaderos o falsos. De igual modo, hay que saber que el enunciado se puede clasificar según las palabras que constituyen su núcleo, de manera que hablaremos de enunciado frase cuando el núcleo está formado por un adjetivo, un sustantivo o un adverbio, casos en los que se los denominará, respectivamente, enunciados adjetivales, nominales y adverbiales. Si el núcleo es un verbo conjugado, entonces estaremos refiriéndonos a enunciados oracionales.

Tipos de enunciados y ejemplos

Una vez que ya se tenga claro lo anterior, es el momento de hablar de los diferentes tipos de enunciados que nos podemos encontrar en el idioma español, así como algunos ejemplos de cada uno de ellos.

Enunciados afirmativos

Son aquellos que, como su propio nombre indica, se encargan de afirmar algo, como, por ejemplo:

  • El sol brilla en el cielo.
  • María estudia todos los días.
  • El tren llegó a tiempo.
  • Los pájaros cantan por la mañana.
  • Los estudiantes aprobaron el examen.

Enunciados negativos

En este caso, nos encontramos con enunciados encargados de negar algo, siendo justamente lo contrario que el anterior. Por ejemplo:

  • No quiero ir al cine.
  • El coche no arranca.
  • Juan no tiene hermanos.
  • No quiero comer espinacas.
  • El equipo no ganó el partido.

Enunciados interrogativos

Como se puede deducir por su nombre, son enunciados que realizan preguntas, como por ejemplo:

  • ¿Cómo te llamas?
  • ¿Dónde vives?
  • ¿Cuándo es tu cumpleaños?
  • ¿Cuántos hermanos tienes?
  • ¿Por qué llegaste tarde?

Enunciados exclamativos

Los enunciados exclamativos, son aquellos en los que se realiza algún tipo de mensaje con exclamación, como sucede en el caso de:

  • ¡Qué bonito es este paisaje!
  • ¡Felicidades por tu logro!
  • ¡Qué sorpresa verte aquí!
  • ¡Qué delicioso está este pastel!
  • ¡Qué emocionante es esta película!

Enunciados imperativos

Los enunciados imperativos son aquellos a los cuales se recurre en el idioma español para dar una orden. Algunos ejemplos de ello son:

  • Haz tu cama antes de salir.
  • Abre la ventana, por favor.
  • Limpia tu habitación ahora mismo.
  • Por favor, cierra la puerta al salir.
  • Estudia para el examen.

Enunciados dubitativos

En este caso, nos encontramos con un tipo de enunciado en el que se muestra una duda con respecto a algo, como sucede en el caso de los siguientes ejemplos:

  • Tal vez vaya al concierto.
  • Quizás llueva mañana.
  • No estoy seguro de entenderlo bien.
  • Puede que vaya al concierto.
  • No estoy completamente seguro de esa respuesta.

Enunciados desiderativos

En este caso  son aquellos enunciados que desean algo, como:

  • Ojalá apruebe el examen.
  • Desearía que el día tuviera más horas.
  • ¡Que tengas un buen viaje!
  • Desearía que todo saliera bien.
  • Ojalá encuentres lo que buscas.

Enunciados declarativos

Por último, los enunciados declarativos son los que se utilizan para declarar algo, como, por ejemplo:

  • El cielo está despejado hoy.
  • Los científicos han descubierto una nueva especie.
  • La reunión comienza a las 3 de la tarde.
  • Mi hermana mayor trabaja como ingeniera.
  • El río atraviesa la ciudad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *