Figuras Retóricas

Figuras Retóricas

Las figuras retóricas, también llamadas figuras literarias, son recursos del lenguaje que se emplean para hacer uso de una manera original o poco habitual de las palabras, con la finalidad de embellecerlas o potenciar su significado. En este sentido, son usadas con el objetivo de destacar una idea, embellecer el texto, persuadir o despertar una emoción en el lector, por lo que se utilizan de forma habitual en el ámbito literario.

Estos recursos dejan de lado el buscar una comunicación eficaz, bajo el modo convencional, para buscar unos modos más expresivos, artísticos y potentes de transmitir un mensaje. Podemos encontrar una amplia cantidad de figuras retóricas, las cuales se diferencian las unas de las otras en lo que respecta a su estructura y la manera en la que usan el lenguaje. Entre las más populares encontramos la hipérbole, la personificación, el símil o la metáfora.

A pesar de que son habitualmente utilizadas en el lenguaje literario, también es posible hacer uso de las figuras retóricas en el habla cotidiana. A través de su empleo se consigue encontrar estilo y originalidad en la comunicación.

¿Cuáles son las figuras retóricas?

Una vez definido lo que son las figuras retóricas, conviene conocer cuáles son todas estas figuras literarias. Son las siguientes:

Metáfora

En esta figura retórica se hace mención a un concepto con el cual hacer alusión a otro con el que guarda una relación. Es, por tanto, una relación sutil de semejanza o analogía entre dos ideas.

Ejemplos:

  • La risa es la música del alma.
  • Sus ojos eran dos luceros que iluminaban la habitación.

Hipérbole

Tiene lugar cuando se incrementa o disminuye de forma exagerada un concepto, aspecto o característica de una cosa.

Ejemplos:

  • Tengo un millón de cosas que hacer.
  • Esperé una eternidad para recibir una respuesta.

Sinécdoque

Es una figura retórica que denomina una cosa en relación del todo por la parte o viceversa.

Ejemplos:

  • Necesito un par de manos para terminar este trabajo.
  • Todas las cabezas en la reunión asintieron.

Ironía

Se trata de transmitir algo contrario a lo que se dice.

Ejemplos:

  • ¡Qué día más soleado! (Cuando está lloviendo)
  • Esa fue una brillante decisión. (Cuando fue una decisión poco acertada)

Sinestesia

Consiste en la atribución de una sensación percibida por un sentido a un objeto o cosa a la que no le correspondería.

Ejemplos:

  • El aroma de las flores coloridas llenaba el aire.
  • El sonido suave del viento acariciaba mi piel.

Símil o comparación

Se compara un elemento con otros, estableciendo una relación de semejanza entre dos elementos.

Ejemplos:

  • Sus ojos brillaban como estrellas en la noche.
  • Era fuerte como un león en la batalla.

Personificación

Es el procedimiento retórico en el que se le atribuyen cualidades humanas a animales u objetos inanimados.

Ejemplos:

  • El viento susurraba secretos entre los árboles.
  • El sol sonreía en el horizonte.

Apócope

Se pierden uno o más sonidos al final de la palabra.

Ejemplos:

  • «Todavía no he terminado, espérame un momento.»
  • «Ven con nosotros, disfrutaremos del espectáculo.»

Anáfora

Consiste en la repetición rítmica de determinadas palabras o sonidos al principio de una frase o verso.

Ejemplos:

  • En la playa,
    En la montaña,
    En el valle,
    En todas partes encuentro paz.
  • Queridos amigos, hoy celebramos.
    Queridos amigos, recordamos.
    Queridos amigos, agradecemos.
    Queridos amigos, construimos juntos el futuro.

Paralelismo

Tiene lugar cuando se repite una estructura determinada.

Ejemplos:

  • Bailaba con gracia, cantaba con alegría.
  • Ya sea en la montaña o en el valle, siempre encuentro paz.

Polisíndeton

En este caso se emplean muchas conjunciones dentro de la oración.

Ejemplos:

  • Corría y saltaba y reía y lloraba, todo al mismo tiempo.
  • Comí, dormí, estudié, trabajé, viví.

Aliteración

Tiene lugar cuando se repiten determinados sonidos dentro de una misma frase.

Ejemplos:

  • Susurros suaves y sedosos acariciaban la noche.
  • Brillaban las estrellas en un baile silente.

Concatenación

Consiste en la encadenación de frases o palabras de dos versos consecutivos.

Ejemplos:

  • El sol se ocultó tras las montañas, pintando el cielo de tonos cálidos y dejando la noche al descubierto.
  • El viento soplaba, llevando consigo susurros de historias antiguas y fragancias frescas.

Pleonasmo

Se produce en aquellos casos en los que una misma idea es repetida para darle mayor fuerza.

Ejemplos:

  • Sube arriba para ver la vista.
  • Bajó abajo para recoger las llaves.

Asíndeton

Es una figura literaria en la que se omiten los nexos y las conjunciones en oraciones, enunciados o frases para dotar a la expresión de más movilidad y dinamismo.

Ejemplos:

  • Corrí, salté, reí, lloré. Todo en un instante.
  • Comí, dormí, estudié, trabajé. Sin descanso.

Elipsis

Consiste en evitar la repetición innecesaria de palabras para dar más énfasis a una parte de la oración.

Ejemplos:

  • Ella tenía gatos; él, perros.
  • Al final, risas; al principio, lágrimas.

Paralipsis

En la paralipsis se omite parte del texto, aunque se llama la atención del lector acerca de lo que se omite.

Ejemplos:

  • No quiero mencionar los errores de Juan, pero es evidente que debería haber sido más cuidadoso con sus decisiones.
  • No voy a hablar de las bromas pesadas que hicieron, pero todos sabemos quiénes fueron.

Hipérbaton

Esta figura literaria consiste en la alteración de la sintaxis habitual de la oración para hacer hincapié en su métrica o bien llamar la atención sobre algo en particular.

Ejemplos:

  • «En el bosque, cantaban alegremente los pájaros.»
  • «Con los jóvenes aprendices, compartió el anciano sabio su conocimiento.»

Paráfrasis

En este caso se usan palabras propias para poder explicar una idea ya expresada.

Ejemplos:

  • «El amor es una rosa; hermosa, pero llena de espinas.» – «La pasión es como una flor llamada amor: su belleza es cautivadora, pero no podemos ignorar las complicaciones que trae consigo, representadas por sus espinas.»
  • El viaje de la vida está lleno de altibajos.» – «A lo largo de nuestro recorrido en este viaje llamado vida, experimentaremos momentos de felicidad y tristeza, formando un paisaje de alturas y bajas que define nuestra existencia.»

Pregunta retórica

Se trata de esas preguntas que se realizan y que expresan una idea, es decir, que no buscan una respuesta.

Ejemplos:

  • ¿Acaso no merecemos todos un poco de paz?
  • ¿Quién puede resistirse al encanto de una noche estrellada?

Enumeración

Son nombrados varios elementos relacionados con una ideal que ya se ha dicho.

Ejemplos:

  • Necesito lápices, papel, libros y mucha paciencia.
  • Entre mis aficiones se cuentan el senderismo, la lectura, la pintura y la cocina.

Epíteto

Se recurre a esta figura literaria para añadir adjetivos que enfatizan el mensaje.

Ejemplos:

  • El sol radiante iluminaba el cielo azul.
  • Sus ojos tristes reflejaban la melancolía del atardecer.

Epífrasis

Se agrega una idea principal a una serie de ideas secundarias que actúan como complementos.

Ejemplos:

  • Con sus alas doradas extendidas, el ángel de la victoria guiaba la nave hacia el triunfo.
  • El hombre de acero, con capa roja ondeando, surcó el cielo en su búsqueda de justicia.

Oxímoron

Consiste en aquellos casos en los que se utilizan dos palabras con significados que se contradicen.

Ejemplos:

  • Un silencio ensordecedor llenó la habitación.
  • La oscura claridad de la medianoche reveló sus secretos.

Antítesis

Se utiliza para oponer dos ideas que no pueden conciliar la una con la otra.

Ejemplos:

  • El amor es la guerra del corazón.
  • La luz de la verdad disipa las sombras de la mentira.

Paradoja

Se plantea una idea que en un principio parece no tener lógica, pero que realmente tiene sentido.

Ejemplos:

  • El arte de perder se aprende por amor.
  • Cuanto más sabes, más te das cuenta de lo poco que sabes.

Etopeya

Se emplea para describir a un personaje o individuo a partir de sus rasgos a nivel moral.

Ejemplos:

  • Juan, el amante de la paz, siempre buscaba soluciones pacíficas.
  • María, la eterna soñadora, vivía con la cabeza en las nubes.

Cronografía

Esta figura retórica se utiliza para describir un tiempo o evento que ha tenido lugar en el tiempo.

Ejemplos:

  • En la época de los caballeros, la valentía era la moneda de cambio.
  • Durante los años de la Gran Depresión, la esperanza era un bien escaso.

Prosopografía

Se utiliza para hacer la descripción externa de una persona o animal.

Ejemplos:

  • Sus ojos, de un verde intenso, revelaban su curiosidad innata.
  • El anciano, con arrugas profundas y cabello plateado, contaba historias de tiempos pasados.

Perífrasis o circunloquio

Es la manera de expresarse utilizando más palabras de las que son realmente necesarias para comunicar un concepto o idea.

Ejemplos:

  • El astro rey, fuente inagotable de luz y calor.
  • La ciudad que nunca duerme, llena de luces y bullicio constante.

Atenuación o lítotes

En este caso, se afirma un rasgo a través de la atenuación o negando al contrario.

Ejemplos:

  • No está mal que hayas olvidado mi cumpleaños.
  • No es poca cosa lo que has logrado.

Exclamación o ecfonesis

Se usan palabras que hacen que el receptor esté predispuesto hacia una emoción de admiración.

Ejemplos:

  • ¡Oh, maravillosa naturaleza, cuánto esplendor nos regalas!
  • ¡Ay, qué tristeza me embarga al ver tal desolación!

Dubitatio o aporesis

Se emplea para expresar duda con respecto a lo que se hace o dice.

Ejemplos:

  • ¿Acaso no deberíamos todos reflexionar sobre nuestras acciones?
  • ¿Quién puede negar la importancia de este acontecimiento?

Correctio

Se agrega una corrección sobre algo que se ha dicho previamente.

Ejemplos:

  • Hizo una gran, digo, una gigantesca contribución al proyecto.
  • No es tarde, quiero decir, no es demasiado tarde para cambiar de opinión.

Expolitio

Se da en aquellos casos en los que se da una idea que se desarrolla seguidamente más extensamente.

Ejemplos:

  • Ella era valiente, tan valiente que enfrentó sus miedos sin dudar.
  • El río, un río serpenteante que llevaba consigo secretos antiguos.

Idolopeya

Se emplea para atribuir algo que se dice de una persona ya fallecida.

Ejemplos:

  • «Tu madre no habría querido que te comportases de esa manera».
  • «Si tu abuelo estuviera aquí no te dejaría hacer eso».

Prótesis

Se añade un fonema al principio de una palabra, pero no altera su significada y suele usarse para adoptar al idioma español términos que provienen de otros idiomas.

Ejemplos:

  • He creado un eslogan (slogan) para la campaña publicitaria.
  • No encajas en el estándar (standard) que estamos buscando

Epéntesis

En este caso se añaden uno o más fonemas en el interior de una palabra.

Ejemplos:

  • Vamos por unos cafeses al bar de la esquina.
  • Deja de aprietar tanto al gato que lo vas a mancar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *