Determinantes

Cuando hablamos de determinantes estamos haciendo referencia a una clase de palabras que poseen un valor referencial. Esto quiere decir que no poseen un significado propio como tal, sino que su función es la de crear una relación y actualizar al nombre, indicando distintos aspectos como distancia, cantidad o posesión. Por este motivo, tienen una gran importancia en nuestro idioma y debes conocer su funcionamiento.

Estas palabras que siempre acompañan a un sustantivo y que concretan su significado, son palabras variables que concuerdan tanto en género como en número con el sustantivo. Además, si hay un adjetivo, también lo concuerdan con él.

Los determinantes hacen que el sintagma nominal en el que aparecen pueda servirnos como referencia, de forma que puedan llegar a determinar realidades. Cuando hablamos de las propiedades de los determinantes, hay que recalcar que siempre van delante de un sustantivo, aunque existen algunos casos en los que se utilizan detrás del mismo, caso en el que reciben el nombre de adjetivos determinativos.

¿Qué son los determinantes?

Los determinantes son palabras que acompañan al sustantivo para indicar de una manera más concreta y específica lo que este transmite, delimitando su procedencia o extensión. Es por ello por lo que recalcamos que siempre concuerdan en género y número con respecto al sustantivo que determinan y preceden, como por ejemplo: Las niñas (femenino, plural); Los libros (masculino, plural); Mi cuaderno (masculino, singular); Aquella persiana (femenino, singular).

A ello hay que sumar que esta clase de palabras están caracterizados por su posición prenuclear, es decir, que siempre se encuentran delante del núcleo sintáctico del sintagma nominal, que es un sustantivo o nombre.

Los determinantes son una de las nueve categorías gramaticales, siendo una clase transversal y cerrada, al cruzarse con otras categorías como adjetivos o adverbios, con los que se suelen confundir, y por no admitir determinantes nuevos. De esta manera, podemos dividirlos en diferentes categorías, de las cuáles te vamos a hablar a continuación.

Tipos de determinantes

Para poder entender mejor en qué consisten e identificarlos en la oración, te vamos a hablar de los diferentes tipos de determinantes que hay, los cuáles se pueden dividir en diferentes categorías:

Artículos

Los artículos se sitúan delante de un nombre o adjetivo, indicando si algo ya se conoce o sabe o si resulta novedoso. Podemos diferenciar entre dos tipos, que son:

Artículos determinados

Los artículos determinados o definidos, son aquellos que nos aportan información ya conocida, por lo que no resulta novedoso para el hablante. Por ejemplo, cuando decimos Vio la serie, se conoce de qué contenido audiovisual se está hablando. Estos determinantes poseen un carácter específico y son los siguientes:

  • Singular: el (masculino), la (femenino), lo (neutro).
  • Plural: los (masculino), las (femenino).

Algunos ejemplos de uso son:

  • El coche está aparcado en la gasolinera.
  • La comida fue servida por el camarero.
  • Los alumnos fueron evacuados de la escuela.
  • Las ruinas de la iglesia atraen a muchos turistas.

Artículos indeterminados

Los artículos indeterminados o indefinidos se encargan de aportar información nueva o desconocida por parte del emisor del mensaje, como sucede en Vio una serie, en la cual el hablante no habla de qué serie en concreto fue vista, siendo por tanto usados para un carácter más general y amplio. Son los siguientes:

  • Singular: un (masculino), una (femenino).
  • Plural: unos (masculino), unas (femenino).

Algunos ejemplos de uso son:

  • Un chico me pidió que lo ayudará a encontrar un teléfono móvil.
  • Una chica vino a mi casa a preguntar por Eloy, pero no estaba.
  • En aquella ciudad había unos restaurantes muy interesantes.
  • Tenemos que quedar para hablar de unas cosas.

Determinantes demostrativos

Los determinantes demostrativos se emplean para situar unos referentes en el espacio y tiempo con respecto a los hablantes, con una función deíctica en la que se expresan las distancias de cerca, lejos y ni una ni la otra. Son los siguientes:

  • Este, esta, estos, estas: Indican distancia de cercanía, proximidad en tiempo o espacio (aquí).
  • Ese, esa, esos, esas: Indican una distancia media (ahí).
  • Aquel, aquella, aquellos, aquellas: Se usan para mostrar distancia de lejanía en espacio o tiempo (allí).

No obstante, hay que tener en cuenta que el demostrativo ese se puede usar en algunas zonas para indicar proximidad en lugar de este. Sin embargo, en otros lugares puede utilizarse precisamente para lo contrario, es decir, para hablar de lejanía, sustituyendo a aquel.

Algunos ejemplos con determinantes demostrativos son:

  • Esa película es más interesante que la que vi ayer.
  • Esos edificios fueron construidos en 1970.
  • Esta mañana me desperté con mucho frío.
  • Me acuerdo de aquellos años de vacaciones en el pueblo.

Determinantes posesivos

Como se puede deducir por su propia denominación, los determinantes posesivos son utilizados para indicar posesión, origen o pertenencia, pero solo adquieren la calificación de determinantes si se sitúan antes del nombre (Su coche), ya que si lo hacen después serían adjetivos (El coche suyo). Los determinantes posesivos son los siguientes:

  • Primera persona (singular): mi (singular), mis (plural).
  • Primera persona (plural): nuestro/nuestra (singular), nuestros/as (plural).
  • Segunda persona (singular): tu/su (singular), tus/sus (plural).
  • Segunda persona (plural):  vuestro/vuestra (singular), vuestros/as (plural).
  • Tercera persona (singular): su (singular), sus (plural).
  • Tercera persona (plural):  su (singular), sus (plural).

Algunos ejemplos con estos determinantes son los siguientes:

  • Mi casa está a 30 kilómetros.
  • Sus perros se escaparon ayer, pero ya los encontraron.
  • Siempre quiere saber cuáles son nuestras opiniones.
  • ¿Estaba vuestro abuelo en casa?

Determinantes numerales cardinales

Los numerales cardinales son determinantes cuando acompañan a un hombre, como por ejemplo si decimos Trece niños, mientras que el resto de numerales ordinales, fraccionarios y multiplicativos) no lo son. Algunos ejemplos son:

  • A su boda fueron dos cientos invitados.
  • Para esta obra compraron cuatro ventanasdos puertas nuevas.
  • El delantero marcó cuatro goles en el partido.

Determinantes indefinidos

Al hablar de determinantes indefinidos hablamos de aquellos que actúan sobre el sustantivo aportando información inexacta o no reconocible por el receptor. A esta clase de determinante se suman los artículos indeterminados un, una, unos y unas, ya vistos con anterioridad.

Existen muchos determinantes indefinidos, como son: más, varios, unos, pocos, muchos, bastante, ningún, algún, suficiente, menos, demasiado, cualquier…

Determinantes relativos

Los determinantes relativos son los que aparecen antes de las oraciones de relativo, siendo estos tres: cuyo, cuanto y El/la/los/las + cual, con sus respectivas variantes femeninas y plural. Algunos ejemplos son:

  • Dijo cuantas cosas le vinieron a la mente.
  • Hable con el repartidor, el cual me dijo que no había podido hacer la entrega ayer.
  • El árbitro, cuyo criterio no fue adecuado, fue abucheado por el público.

Determinantes interrogativos y exclamativos

Por último tenemos que hablar de los determinantes interrogativos y exclamativos, que son los que aparecen siempre delante de un nombre en oraciones interrogativas y exclamativas. Solo son tres, con sus respectivas variantes: qué y cuánto/cuánta/cuántos/cuántas en interrogativo y exclamativo, y cuál/cuáles en interrogativo.

Algunos ejemplos son:

  • ¿Qué hora es?
  • ¡Qué bonito es tu perro!
  • ¿Cuántos años tienes?
  • ¿Cuál es tu coche?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *