Modo Indicativo

Modo Indicativo

En la gramática del idioma español el modo indicativo es uno de los modos de conjugación de los verbos, junto al modo subjuntivo (usado para expresar hechos hipotéticos o deseos) o el modo imperativo (con el objetivo de incidir en el receptor). En este caso, nos encontramos ante un modo utilizado para describir el estado de las cosas y hacer proposiciones que se refieren a la realidad.

Es por ello por lo que es e más utilizado en la comunicación verbal, tanto en la lengua oral como en la escrita. A través de este modo es a través del cual se pueden expresar una mayor cantidad de ideas en cualquier idioma. Es más, en aquellas leguas en las que no existe distinción entre los modos verbales, se puede determinar que todo está dicho en modo indicativo.

La forma más simple de entender el modo indicativo es comprendiendo que se usa para referirse a un hecho real concreto, que puede ser tan simple como una descripción de una acción puntual, o bien tan compleja como una descripción que hace referencia a una relación imaginaria. En cualquier caso, es una manera de hacer referencia a una realidad histórica, inmediata u otro tipo, para así comunicarla.

Tiempos verbales del modo indicativo

Los tiempos verbales en el idioma español que se conjugan de acuerdo al modo indicativo, son los más habituales entre todos los modos, ya que tienen la característica de que se adaptan muy bien a las distintas perspectivas temporales tomadas para referir la realidad. En función del uso del verbo auxiliar «haber», es posible diferenciar entre dos tipos:

Tiempos verbales simples

Los tiempos verbales simples son aquellos que no usan ningún verbo auxiliar, es decir, constan de una sola forma verbal. Estas tienden a hacer referencia a acciones inacabadas. Los tiempos verbales de este tipo son los siguientes:

  • Presente. Hace referencia a lo que sucede en el mismo instante en el que se habla, o bien se trata de una acción que tiene lugar de forma recurrente o un hábito que sucede de manera predecible y regular.
  • Pasado o pretérito. Se usa para describir acciones que ya tuvieron lugar en el tiempo. Pueden presentarse como pretérito imperfecto, que describe situaciones o acciones pasadas sin hacer énfasis en su duración, finalización o tiempo de inicio, sino que se extienden en el tiempo pasado. Asimismo, se presenta con la forma de pretérito indefinidopretérito perfecto simple, que se refiere a situaciones o acciones que tuvieron lugar y se terminaron, en las que no hay conexión con el presente de quien habla.
  • Futuro. Con este tiempo verbal, el hablante puede hacer referencia a acciones que todavía no han tenido lugar, pero que lo harán próximamente. También se puede usar para expresar algunos matices, como en algunas oraciones exhortativas o en prohibiciones, así como para expresar probabilidad de que ocurra algo.
  • Condicional. Este es utilizado para expresar una acción hipotética y futura a partir de otra que utiliza como causa o que indica probabilidad de que ocurra. Suele ir acompañado del subjuntivo y también se puede emplear como una fórmula de cortesía.

Tiempos verbales compuestos

Los tiempos verbales compuestos dentro de este modo son aquellos que utilizan el verbo auxiliar «haber» conjugado y continuado del participio del verbo. Por lo general, cuentan con un sentido temporal muy concreto, y los tiempos verbales utilizados son los siguientes:

  • Pretérito perfecto compuesto. Es la versión compuesta del pretérito perfecto simple o pretérito perfecto indefinido, encargándose de expresar una acción pasada en el tiempo, pero con un sentido que se mantiene en el tiempo hasta llegar al hablante.
  • Pretérito pluscuamperfecto o antecopretérito. En este caso, se trata de una acción que ha tenido lugar en el pasado y que se presenta como anterior a otra acción que también ha sucedido ya.
  • Pretérito anterior. Muy poco frecuente en la lengua oral, se trata de un tiempo que prácticamente tan solo se utiliza en la escritura literaria, en la que se usa para indicar una acción que es inmediatamente anterior a la que describe otro verbo, que también es pasado- Se distingue del anterior tan solo por un matiz de tiempo.
  • Futuro perfecto. Es un tiempo verbal que se puede utilizar para hacer mención a una acción futura pero acabada, que al mismo tiempo es anterior a otra acción que también está pendiente de ocurrir. En este tipo de casos, al usar el otro verbo se acostumbra a emplear el modo subjuntivo. En ocasiones también se utiliza con un sentido pasado, cuando se quiere expresar una conjetura, casos en los que se acompaña de palabras como quizá, supongoprobablemente.

Ejemplos de oraciones en modo indicativo

Para entender mejor su funcionamiento te dejamos con algunos ejemplos de oraciones en modo indicativo:

  • Ayer, Juan terminó su proyecto de investigación. (Pretérito perfecto)
  • El próximo mes, nosotros viajaremos a París. (Futuro simple)
  • Antes, Martín estudiaba todos los días en la biblioteca. (Pretérito imperfecto)
  • Hoy en la mañana, tú has desayunado muy temprano. (Pretérito perfecto compuesto)
  • Cuando eran niños, mis abuelos vivían en un pequeño pueblo. (Pretérito imperfecto)
  • Ellos han comprado un coche nuevo este año. (Pretérito perfecto compuesto)
  • En la conferencia, el profesor explicará las nuevas teorías científicas. (Futuro simple)
  • Durante la película, todos reían con las escenas cómicas. (Pretérito imperfecto)
  • Mañana a esta hora, nosotros habremos terminado el proyecto. (Futuro perfecto compuesto)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *