Prosa

Prosa

En literatura tenemos que hablar de la prosa, que es la forma más natural del lenguaje, la cual se caracteriza por su continuidad y que puede presentarse tanto de forma oral como escrita. En su lenguaje no se atienden a medidas determinadas, como sí sucede con el verso. En esta forma del lenguaje se muestran las ideas de una forma coherente y consecutiva.

Se trata del estilo de escritura más común, en gran parte debido a su gran versatilidad, que hace que se pueda usar para la presentación de una gran cantidad de temas, entre los que se encuentran diferentes tipos de textos, como novelas, tesis, ensayos, textos periodísticos, etcétera.

Al hacer uso de un lenguaje similar al del lenguaje hablado, hace que pueda resultar más accesible para la gran mayoría de las personas. El texto en prosa El texto forma oraciones y párrafos:

  • Oraciones. Se trata de enunciados que comienzan con una mayúscula y finalizan con un punto, contando con un sentido completo.
  • Párrafos. Con una o más oraciones, que se inician con una letra mayúscula y finalizan con un punto y aparte, se encuentran los párrafos, que tienen que ver con una idea central.

La prosa se diferencia del verso puesto que no sigue las reglas de métrica ni rima. Sin embargo, sí que lo hace bajo las reglas ortográficas, morfosintácticas, de puntuación, de coherencia, de cohesión y de la propia organización del discurso.

Características de la prosa

Para poder entender mejor su funcionamiento, conviene conocer sus características principales, entre las cuáles tenemos que destacar las siguientes:

  • Se trata de textos que no cuenta con rimas, ni métrica, ni reiteraciones, como sí ocurre en el verso.
  • Es una forma del lenguaje que dispone de una musicalidad y cadencia propia.
  • Es la forma por excelencia del lenguaje cotidiano, así como en los textos expositivos, ensayos, textos narrativos, etcétera.
  • En la prosa se organizan las ideas en una cadena sintáctica, que es la oración, que a continuación es seguida por otras para crear un bloque, que conocemos por párrafo, y que comparte coherencia y sentido. Los distintos párrafos conforman un texto en prosa.

Tipos de prosa

Una vez conocidas las características de la prosa, conviene tener en cuenta que, según su función expresiva, podemos encontrarnos con diferentes tipos de prosa, como son:

  • Descripción. En este caso consiste en nombrar los diferentes rasgos de un lugar, de un objeto o un referente cualquiera, independientemente de que sea real o imaginario, hasta llegar al máxima descripción posible del mismo.
  • Argumentación. En este caso se ofrece al lector una interpretación acerca de un tema en particular, tratando de persuadirlo y convencerlo de que adopte un razonamiento, opinión o postura, todo ello a través de la exposición de las ideas propias de una forma lógica.
  • Narración. Consiste en una enunciación ordenada y sucesiva de los eventos que consiguen componer una historia ficticia o real.
  • Exposición. En este tipo de prosa se ofrece información al lector sobre un tema, enumerando las diferentes ideas, una tras otra.

De igual forma, podemos encontrar otras maneras de clasificar a la prosa, de acuerdo a su intención:

Prosa ficticia o literaria

La prosa ficticia literaria es la prosa a la que pertenecen los textos que no buscan representar la realidad de una manera fiel. En ella el autor se encarga de la creación de diferentes situaciones y escenarios que nacen en su propia imaginación. En su caso el objetivo no es otro que el de entretener la lector.

A la prosa literaria pertenecen géneros diversos, como las fábulas, los relatos, las novelas o los cuentos.

Prosa no ficticia o no literaria

La prosa no ficticiano literaria es aquella en la que podemos encontrar todos aquellos textos que tratan de evitar ser ficción. Este es el caso de los manuales, las descripciones técnicas, los ensayos, los informes o los artículos de noticias.

El lenguaje utilizada en ellas es instructivo, explicativo, persuasivo o informativo, y se caracteriza por estar basado en hechos reales, así como en conocimientos objetivos y unos enfoques directos y claros. Por lo general, se trata de textos que son precisos y objetivos y que están pensados para dar detalles concretos de historias o personas reales.

Prosa didáctica

En el caso de la prosa didáctica nos encontramos con una principal característica que es la de usar un lenguaje claro, así como por exponer la información de una manera estructurada y lógica. En este caso se basa en la claridad y la comprensión, para lo cual recurre a la realización de explicaciones detalladas y ejemplos para facilitar el entendimiento de los diferentes conceptos expuestos por parte del lector. Su objetivo es el de transmitir enseñanzas de una forma atractiva. Así puede instruir al lector acerca de un tema en específico.

Prosa poética

La prosa poética se caracteriza por presentar elementos propios del poema, pero sin que haya presencia de la rima y la métrica. Tiene un lenguaje poético y recurre al uso de recursos estilístico, preocupándose en mayor medida de conseguir generar sensaciones en el lector que en el hecho de poder transmitir una información en particular.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *