Textos Argumentativos

Textos Argumentativos

En el idioma español podemos encontrarnos con diferentes tipos de texto que debemos conocer, entre los cuáles podemos hablar de textos expositivos, textos narrativos o los textos argumentativos, entre otros. En este caso te vamos a hablar en profundidad de estos últimos, que tienen una misión clara y que son muy utilizados en nuestro día a día.

¿Qué es un texto argumentativo?

Un texto argumentativo es el que se utiliza para tratar de dar a conocer un punto de vista acerca de un tema en particular, así como para expresar ideas, opiniones o posturas al respecto, teniendo por objetivo el de tratar de persuadir al receptor del mismo.

Para conseguir su objetivo de persuadir a quién lo lee, se recurre al uso de diferentes tipos de argumentos, entre los que podemos hablar de argumentos deductivos, inductivos, de probabilidad, argumentos efectivos, de autoridad, de razonamiento lógico, etcétera.

Este tipo de textos se utilizan con una gran frecuencia en diferentes ámbitos como el científico, judicial, periodístico, publicitario y filosófico, y en ocasiones pueden llegar a combinar determinadas características del texto expositivo para así presentar temas de interés genera de una manera más objetiva.

Los textos argumentativos son habitualmente utilizados en debates públicos, conversaciones, exposiciones, negociaciones y parlamentos nacionales, pero también se recurre a ellos en la vida cotidiana, siempre y cuando se busca convencer a otras personas con nuestra perspectiva sobre un asunto determinado. Por supuesto, también se utilizan en la publicidad, dónde se recurre a este tipo de textos con la finalidad de llevar a los receptores a que se consuma un determinado servicio o producto.

Características de los textos argumentativos

Los textos argumentativos tienen una serie de características que los diferencia del resto, entre las cuáles hay que destacar las siguientes:

  • Son textos que cuentan con un objetivo comunicativo. Se busca con ello transmitir un punto de vista u opinión acerca de un tema, y para ello usa argumentos a favor o en contra.
  • Es un tipo de texto que es muy utilizado en el terreno académico. Gracias a ellos es posible establecer distintos debates y explicar diferentes posturas acerca de temas de investigación.
  • A través de los textos argumentativos es posible demostrar hechos, hacer cambiar de opinión a los lectores o convencer al receptor acerca de un tema en particular.
  • Su contenido está estructurado en un total de tres partes, que son: introducción, argumentación y conclusión.
  • Se recurre con frecuencia al uso de conectores texturales. Estos son de gran utilidad para poder enlazar con coherencia diferentes partes del texto. Para ello se usan: Sin embargo, por tanto, en consecuencia…
  • Se debe apoyar en el uso de argumentos coherentes con las ideas defendidas. Es decir, deben ir acordes a la postura del autor sobre ese tema.
  • Puede hacer uso de diferentes tipos de argumentos. Entre ellos se encuentran los argumentos deductivos, inductivos, abductivos, de razonamiento lógico, de autoridad, de analogía, de probabilidad y afectivos.

Estructura de los textos argumentativos

Una vez conocidas las características de los textos argumentativos, es el momento de hablar de su estructura, que se puede dividir en tres partes claramente diferenciadas:

Introducción

En la primera parte de un texto argumentativo, el autor presente el tema a tratar y la tesis, es decir, su valoración o postura acerca del mismo. La finalidad de esta primera parte del texto es la de tratar de captar la atención del receptor, por lo que debe ser capaz de persuadirlo.

Para ello es necesario que se trate de un texto coherente que sea expuesto de forma clara. Asimismo, la tesis debe dejar clara la postura que el autor va a adoptar acerca de ese tema. De esta forma, el lector puede tener pistas de lo que se va a encontrar en la siguiente parte del texto.

Desarrollo

En esta segunda parte de los textos argumentativos es el momento de proceder al desarrollo de los argumentos. Para ello se presentan los diferentes argumentos que se desean mencionar y que sirven para poder afirmar o refutar la tesis que se ha presentado.

Los argumentos se deben presentar por orden de importancia, y estar acompañados de ejemplos que ayuden a mejorar su comprensión. Debe perseguir el objetivo de tratar de persuadir al receptor. A través de diferentes ejemplos y razones, es posible tener una mejor recepción por parte del lector.

Conclusión

La tercera parte de este tipo de textos es la conclusión, en la que se debe presentar un resumen de las ideas principales así como de la opinión del autor, cuyo principal objetivo no es otro que el de convencer y modificar la opinión o postura del lector acerca de un tema en particular.

Tipos de textos argumentativos

Podemos encontrar diferentes tipos de textos argumentativos, entre los cuáles están:

  • Textos publicitarios. Tienen el objetivo de tratar de persuadir al público a través de argumentos para tratar de que compren o contraten un producto o servicio.
  • Textos científicos y académicos. En ellos se suele incluir la opinión de una organización especial, un especialista o un experto en el tema a tratar, tales como ensayos, artículos de investigación, tesis o ponencias, haciendo uso de argumentos de autoridad.
  • Textos periodísticos. Son textos de tipo argumentativo y expositivo al mismo tiempo. En periódicos y revistas hay espacios dedicados a editoriales y artículos de opinión, en los que el autor busca dar a conocer sus opiniones y experiencias sobre algún tema.
  • Textos legales. Están basados en reglamentos y restricciones aprobadas por las autoridades legales de una institución o país. Comprenden las bases bajo los cuáles se exponen los hechos y una petición dirigida al tribunal correspondiente, como sucede en sentencias, demandas o apelaciones.
  • Comunicados de interés público y manifiestos. Se emplean para compartir un mensaje, acciones, eventos o un comunicado que deben ser conocidos por un grupo de personas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *